Luis Garzón Guillén: ‘Elysium’ o la sociedad dual

Elysium Crítica Luis Garzón Guillén

LUIS GARZÓN GUILLÉN

Elysium. Director: Neil Blomkamp. Actores: Matt Damon, Jodie Foster, Sharlto Copley, Diego Luna, William Fitchner, Alice Braga, Wagner Moura. Nacionalidad: Estados Unidos

El director sudafricano Neil Blomkamp saltó a la fama en 2009 con District 9, la historia de una invasión alienígena en su Sudáfrica natal con abundantes paralelos con el Apartheid. Con su segunda película como director, Blomkamp realiza una nueva incursión en la ciencia ficción de temática social.

La historia transcurre a mediados del siglo XXII. La tierra se ha convertido en un vertedero insalubre donde ya solo viven los más pobres. Las clases dirigentes se han establecido en Elysium, una gigantesca estación espacial con todas las comodidades de las que la tierra carece. En este contexto, el protagonista, Max (Matt Damon) un obrero de Los Ángeles, sufre un accidente en el trabajo y recibe una dosis letal de radiación. La única esperanza para él es emigrar a Elysium, donde todo se puede curar, algo que, sin embargo, les está prohibido a los terrícolas. Su plan le pondrá en conflicto con la administradora principal de Elysium, Jessica Delacourt (Jodie Foster) y el brutal mercenario de esta, Kruger (Sharlto Copley).

Estamos ante una historia de un futuro donde las desigualdades sociales actuales se han exacerbado hasta el límite. Existen numerosos precedentes en la ciencia ficción, notablemente la Metropolis de Fritz Lang. Por otra parte, en los últimos años varias películas han fantaseado con el abandono de la tierra contaminada por parte de los privilegiados, una tierra que de ahí en adelante solo sería ocupada por robots (Wall-E) o escenario de manipulaciones genéticas varias y juegos de supervivencia (Oblivion Alter Earth). En este film la tierra entera se ha convertido en un barrio de chabolas donde solo sobreviven los que no pueden pagarse algo mejor. Y ese algo mejor parece ser Elysium, un lugar idílico de verdes prados, grandes piscinas y fiestas que nunca acaban. Un lugar donde se habla francés, porque en el cine de Hollywood hablar francés equivale a pertenecer a la clase alta.

En Elysium una figura muy “Merkel” como la de Jodie Foster se dedica a bombardear las naves de los inmigrantes ilegales que intentan llegar a Elysium. También vemos el rostro de la elite económica y tecnocrática ciega a los problemas sociales, aquí representado por el personaje de William Fitchner.

Por lo que respecta a los terrícolas, forman un grupo heterogéneo, compuesto por un norteamericano (Damon), dos brasileños (Alice Braga y Wagner Moura) y un mexicano (Diego Luna). Sin duda en la tierra del futuro los pobres serán latinos. Y es curioso que Blomkamp reserve al personaje más brutal y primario para su compatriota Sharlto Copley, que protagonizó District 9. Aquí su Kruger es un mercenario inescrupuloso que gusta de utilizar la violencia extrema para conseguir sus fines.

Pero la película desaprovecha los contrastes sociales del principio para convertirse en un film de acción más. Una vez los personajes llegan a Elysium… dejamos de saber sobre Elysium y pasamos a una persecución y lucha final como la que ya hemos visto en cientos de películas, con un gesto final de Max que sí merece un comentario. En una Europa en que el estado social está en retroceso y lo que antes eran derechos se convierten en privilegios, la hazaña de abrir el sistema de salud al total de la población se convierte en un final revolucionario. Vemos aquí también los ecos de la reforma sanitaria puesta en marcha por Obama en los Estados Unidos, esa sí una reforma en positivo que pretende reconocer derechos.

Es interesante señalar que la película se rodó entre México (que representa la tierra) y Canadá (Elysium), lo que acentúa los contrastes entre un sur empobrecido por la explotación y un norte que disfruta de los beneficios de esta. En resumen, Blomkamp continúa siendo un director interesante, si bien le convendría no plegarse tanto a los dictados de la industria.

__________

Luis Garzón Guillén (Navarcles, Barcelona, 1976) es Doctor en Sociología por la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universita di Milano- Bicocca (Italia) (2006). Título de tesis: Trayectorias e integración de la inmigración argentina y ecuatoriana en Barcelona y Milano. Diplomatura de Postgrado en Ciencia Política en la Universidad de Barcelona (2000) y Licenciado en Sociología por la Universidad Autónoma de Barcelona (1999).

Imagen: Copyright Media Rights Capital, Sony Pictures Entertainment

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s